Muy Rica POLLO AL HORNO CON QUESO Y PEREJIL

POLLO AL HORNO CON QUESO Y PEREJIL

 

Hoy vamos a preparar unos muslos de pollo al horno con queso y perejil. Aunque en realidad, puedes hacerlo con unas pechugas también. Particularmente, prefiero hacerlo con muslos por el toque jugoso que le va a dar. En casa, puedes prepararlos con la pieza que más te guste. Lo mejor de esta receta es que apenas requiere de esfuerzo – el horno se encargará de trabajar por nosotros – pero no por ello vamos a renunciar a tener una deliciosa receta. Para preparar este pollo al horno con queso y perejil, necesitaremos unos ingredientes básicos que seguro tienes en la nevera de tu casa

 

INGREDIENTES PARA HACER UN POLLO AL HORNO CON QUESO Y PEREJIL PARA DOS PERSONAS:

 

  • 2 muslos de pollo, con sus contramuslos
  • 50g de queso rallado, tipo parmesano o manchego
  • el zumo de un limón
  • un puñadito de perejil picado
  • 1 diente de ajo
  • sal y pimienta negra
  • aceite de oliva

 

RECETA DEL POLLO AL HORNO CON QUESO Y PEREJIL:

 

1.- Separamos los muslos de los contramuslos. Para ello, con un cuchillo muy afilado, cortamos por la articulación. Si lo hemos “pillado” bien, se cortará muy fácilmente, sin apenas apretar mucho. También puedes dejar los contramuslos enteros, si lo prefieres.

2.- Ponemos los muslos con sus contramuslos en una fuente para horno, mirando para abajo (con la parte fea hacia arriba). Regamos con medio vaso de agua. Salpimentamos y echamos encima un pequeño chorrito de aceite. Metemos en el horno previamente calentado a 200ºC. Calor arriba y abajo. Dejamos ahí durante 30 o 35 minutos.

3.- Mientras se hornea preparamos lo que será la salsa que acompañará al pollo. Un majado. En un mortero ponemos el diente de ajo cortado en 3 o 4 trozos, el perejil picado, el queso y el zumo del limóm. Machacamos bien hasta obtener una especie de salsa muy cremosa. Debe ser más bien líquida pero debe tener algo de cuerpo. Es decir, no ser totalmente líquida

4.- Pasados los 35 minutos, desde que el pollo está en el horno, cuando esté dorado, lo retiramos de él y le damos la vuelta a cada pieza. Salpimentamos la otra cara y echamos un chorrito más de aceite. Volvemos a introducir en el horno y dejamos alrededor de 30 minutos más

5.- Cuando esté casi cocina, volvemos a retirarlo del horno y lo impregnamos bien de la salsa que acabamos de preparar. Lo volvemos a hornear 5 minutos más. Finalmente servir junto a la salsa que haya desprendido, en el fondo de la fuente

 

Esta receta de pollo al horno con queso y perejil no es una receta cualquiera. La mezcla de la salsa, junto a la carne del pollo y junto a los jugos que ha soltado, es imperial ¡Pruébalo y me cuentas!

 

Si te gusta este pollo al horno con queso y perejil por favor, compártelo en tu red social favorita ¡Esto me ayudaría mucho!

 

También te podría gustar...