Esto fue lo que encontraron en el colchón de Marlon Martínez, novio de la joven desaparecida Emely Peguero

Continúa desaparecida una menor con cinco meses de embarazo que el pasado lunes 21 su novio fue a buscarla a su casa en Santa Ana, de Cenoví, San Francisco de Macorís, sin conocimiento de sus padres.

El agricultor Genaro del Carmen Peguero, padre de Emely Peguero Polanco, de 16 años, responsabiliza de complicidad a Marlyn Martínez, madre de Marlon Martínez quien fue a su casa y sin su consentimiento llevó a la menor a una clínica, donde fue sometida a estudios médicos que arrojaron cinco meses de embarazo.

La jovencita salió de su vivienda las 8:30 de la mañana con su novio con destino hacia el Centro Médico El Nacional en San Francisco de Macorís, pero ella nunca regresó y, según su padre, Marlon ha dado diferentes versiones a donde dejó a la menor.

La Oficina Judicial de Atención Permanente en la provincia Hermanas Mirabal, impuso tres meses de prisión preventiva a Marlon Martínez, que deberá cumplir en la fortaleza Juana Núñez de Salcedo, para evitar que huya hacia Estados Unidos, ya que es ciudadano norteamericano.

Marlon es hijo de Marlyn Martínez, ex candidata a síndico y diputada por Salcedo y la provincia Monseñor Nouel.

El denunciante dijo que ella influye en las autoridades para que su hijo no sea declarado responsable de la desaparición de la memnor.

Sangre en colchón

Este lunes se supo que oficiales de la Policía junto al Ministerio Público realizaron un allanamiento a la habitación de la vivienda donde reside Marlon Martínez, e incautaron el colchón de la cama de éste, porque según una fuente contenía abundante mancha de sangre, y ocuparon otras posibles evidencias. La fuente ligada a las investigaciones dijo a El Nacional que la última llamada hecha por la joven embarazada a su madre desde su teléfono móvil, fue ubicada en la misma vivienda donde reside Marlon.

“Esa medida no devuelve a mi hija. Marlon buscó a Emely en mi casa y se la llevó, y luego dice que la dejó en el Cruce de la Bomba de Cenoví, pero las cámaras no registran que estuvieran allí, pero sí aparece con mi hija en una bomba de gasolina de la comunidad de La Amarga, echando combustible y pagó con 500 pesos”, explicó.

El señor Peguero indicó que “quiero que mi hija aparezca. No creo que esté muerta, confío en Dios que mi hija está viva y le pido a Marlon y a la Marlyn que digan donde la tienen escondida y me la entreguen”.

El agricultura dijo que Marlon y su hija se criaron juntos, y que al entrarse que ella estaba embarazada de Marlon, el padrastro de éste, Roberto Camilo, lo visitó y asumió el compromiso de afrontar el embarazo de su hija.

FUENTE: TEO BONILLA, PERIÓDICO EL NACIONAL